Exigencia de apoderamiento además de la designación del turno de oficio para acreditar la representación procesal

Se está extendiendo el criterio de determinados Letrados de la Administración de Justicia de exigir a la parte que solicita profesionales del turno de oficio, además de la designación colegial, el otorgamiento de un poder general para pleitos o un apoderamiento apud acta a favor de los mismos.

En estos casos, cuando el Procurador presenta la demanda o, en su caso, la contestación habitualmente se acredita la representación procesal que ostenta mediante la aportación de la designación del turno de oficio efectuada por el respectivo Colegio.

Sin embargo, estos Letrados de la Administración de Justicia no entienden subsanado el defecto de falta de representación, ya que consideran que el apoderamiento al Procurador es un acto unilateral que según las leyes procesales y sustantivas (LEC y Código civil), en especial, el art. 24 LEC en consonancia con el art. 281.3 LOPJ, solo admite dos formas de otorgamiento ante alguno de los dos fedatarios públicos: el extrajudicial, que se otorga ante notario, y el judicial, que se otorga apud acta, ante el propio Letrado de la Administración de Justicia.

El hecho de que corresponda al Colegio de Procuradores designar mediante un turno rotatorio y aleatorio la persona concreta que ostentará la representación de oficio de una persona no exime a ésta de apoderarla, pues una cosa es la designación hecha por el Colegio y otra la acreditación formal de la voluntad jurídica del poderdante de hacerse representar por ese profesional.

Entienden que son cuestiones totalmente distintas y la Ley en ninguna parte exime del apoderamiento en estos casos, ni siquiera la Ley 1/1996 de asistencia jurídica gratuita que, de todas maneras, en ningún caso puede contravenir el sentido de una Ley Orgánica como es la LOPJ.

Por lo tanto, el interesado debe proceder a la subsanación de la falta de apoderamiento mediante la presentación de un poder notarial o mediante la comparecencia ante el propio LAJ para otorgar un apoderamiento apud acta a favor del Procurador.